There´s Something About Shun


Fanfictión: Saint Seiya

Personajes Principales: Shun x June

Categoría: Comedia

Disclaimer: Esta es una adaptación de la Serie “Saint Seiya” a la película “There’s Something About Mary“. Todos los personajes pertenecen a Masami Kurumada.

Capítulo 1 .- Hay algo acerca de Shun

Capítulo 2 .- Estoy loca por Shun

Capítulo 3 .- En busca de Shun

Capítulo 4 .- El reencuentro

Capìtulo 5 .-  ¡Corre Corre que el gran Shriryu te alcanza!!

Capítulo VI .-  Déjalo ir.


There´s Something About Shuni

shun andromeda

CAPITULO I

HAY ALGO ACERCA DE SHUN

Vemos a Milo tocando una guitarra junto a Camus que lo acompaña con la batería portátil, ambos interpretando una balada ya conocida, sentados en la rama de un árbol de un colegio desconocido en Grecia.

El año en que termina la serie de Saint Seiya muy pocos saben que se creo un Colegio y una Universidad juntos solo para los personajes de la serie animada más popular de nuestros tiempos.

Cuando tenía 13 años me enamore…

Todo comenzó una mañana de otoño antes de ingresar al colegio, las hojas de los arboles caían con gracia y en el ambiente se sentía la algarabía por la llegada del Baile de Promoción, esta sería la última promoción de Saint Seiya.

Reda se encontraba solo y era mi oportunidad de conseguir pareja para el baile de graduación.

– Bueno Reda, ya se acerca el baile y sabes que todo el mundo asistirá. Yo, me preguntaba si tú…,¿ya hiciste la tarea de mitología?

– Vamos June, al punto….Pero, me gusta la idea. Puede ser. – Reda tomo sus cosas e inicio su camino hacia Spica ¿qué se supone que fue eso? Era necesario aclarar la duda.

– Reda ¿Ese fue un sí o un no? – Reda ligeramente fastidiado respondió

-Ya te lo dije. Si no consigo pareja…. tal vez. – increíble, 5 años grabando en la isla Andrómeda y esa era la gran amistad que demostraban mis compañeros.

En ese preciso momento como todas las mañanas ingresó Shun, saludando cálidamente a todas las chicas que lo miraban y saludaban boquiabiertas; incluso las chicas de mi grupo estaban fascinadas con su belleza, mi amiga Pandora inicio la conversación.

– Me pregunto si Shun ya habrá conseguido pareja para el baile. – Mis otras amigas Mino y Eri intentaron responder, cuando Sunrey se les adelanto.

– Dicen que ira con su novia, Saky.

-¿Con la Srta. Saky? – respondió Mino

Pandora con un gesto de sarcasmo miro a todas e imitando a una muñeca dijo:

– Sí, es la niña bonita, además se gano una beca para la Universidad de “Princeton”

Eri quien hasta el momento escuchaba se unió:

– Pero antes desfilará en París….

A lo que Mino con toda ilusión agregó – yo también pienso desfilar en París.

Todas miraron con incredulidad a Mino echaron a reír de tan solo imaginarla desfilando, sin pensar en la pobre de Mino. De pronto, frente al grupo apareció Seiya como siempre apurado haciendo reaccionar a Sunrey.

– Miren eso, miren es pegasus – señalo a un preocupadísimo Seiya quien no dejaba de mirar a todos lados, realizando la misma pregunta una y otra vez.

– ¿Chicos vieron mi calculadora?, en 5 minutos tocaran el ingreso y tengo examen – hablaba al aire con desesperación de no encontrar salida a su problema. Al ver esto Kanon y Saga entrelazan las miradas y con una sonrisa picara se acercan a Seiya.

– Hola seiya, no nos gusta el chisme, pero… – dice Saga susurrándole al oído.

-¿Vez a Hilda?…ella tiene tu calculadora. – completo Kanon la frase de Saga.

-¿Hilda?¿Por qué la tendría? lleva filosofía y no Métodos Cuánticos como yo – Seiya aún incrédulo sigue cuestionándose para si, dirigiendo esquívamente la mirada tratando de ubicar a la princesa nórdica.

Kanon recibiendo un guiño de Saga continúa

–Tampoco nos gusta hablar mal de la gente, pero debes saber que Hilda es..es… “cleptómana” sí ¡eso mismo! y …

– vimos cuando la escondió debajo de su blusa – Saga completó nuevamente la frase de su gemelo, viendo como Seiya bajo inmediatamente la mirada a la blusa de Hilda, continúo el plan. – ¡exactamente! en … el… corpiño. – termino señalando con el dedo el pecho del Pegaso. Seiya lo pensó unos segundos y decidido respondió.

– Voy a pedirle inmediatamente que la devuelva – se dio vuelta caminando hacia Hilda. Nuevamente la mirada de los gemelos hablo por ellos y rápidamente Saga y Kanon lo detuvieron.

– ¡no lo hagas!, la pondrás en evidencia – argumento Kanon

– ¿no te da pena? Hilda es una princesa, pobre chica, debe ser dudo sufrir de esa enfermedad y no poder controlar sus impulsos. – Continúo Saga.

– Por lo visto, no es lo único que no puede controlar. – continúo pegasus mirando de reojo a Siegfried- Díganme amigos ¿qué puedo hacer?.

– Mira, ella esta con su novio Siegfried – La parejita andaba en unos arrumacos extraordinarios. Muy lindos los dos, aunque en la serie su presentación fue corta eran una pareja exitosa en el mundo Saint Seiya.

– Mi consejo es el siguiente, aprovecha mientras esta distraída con su novio y buscas tu calculadora dentro de su corpiño, así nadie saldrá afectado. ¿no crees? – Unos cuernitos le salían a Kanon al terminar su consejo y ver la decisión que tomaba Seiya; quien en su desesperación opto por seguir el mal consejo. Después de todo Seiya era un caballero de la esperanza, y esperanza era lo ultimo que perdería en su empresa de recuperar su calculadora.

Sigilosamente se acerca donde Hilda, y lentamente ingresa una mano por debajo de la blusa, tratando de ser cuidadoso. La pena lo embargaba y Seiya tenía los ojos cerrados tratando de no ser descubierto, cuando…. Hilda se dio cuenta de que a Siegfried le había crecido una mano en ese ultimo y extraordinario beso.

– ¡ayyyyyy! – exclamo la princesa, que no podía reaccionar de otra forma al contemplar a Seiya aún con los ojos cerrados y la mano dentro de su blusa tratando de encontrar algún objeto semejante a su calculadora..

– ¡Ventisca del Dragón! – Sin remordimientos Siegfried golpea a Seiya haciendo que este vuele por los aires de manera dolorosa. Al verlo, toda la escuela formo un círculo alrededor de ellos.

– ¡Que te pasa¡ ¿Quieres pelear? – Exclamó Siegfried indignado ante los hechos. Seiya apenas y se recuperaba del golpe y trataba de juntar algunos apuntes que salieron volando junto a él.

Los espectadores esperando ver una buena función gritaban:

– ¡PELEA! ¡PELEA! ¡PELEA! ¡PELEA!

Pero no todos pensaron mal de Seiya. Yo, que había visto todo no permitiría este tipo de atropello. Siegfried era una persona elocuente, por lo tanto entendería ¿verdad?

– Seiya no tiene la culpa de nada, los gemelos lo engañaron, aprovechándose de su desesperación- Sí, esas fueron mis palabras, mire a Seiya quien al fin se incorporo preocupadísimo por sus apuntes ni siquiera consideraba defenderse.

En tanto yo esperaba una respuesta coherente, mientras me anteponía e impedía que Siegfried volviera a golpear a Seiya; esto hizo que el héroe nórdico mantuviera la calma por un instante, aunque aún ofendido por la falta ante su princesa, Dubhe Alpha no encontró mentira en mis ojos.

– ¡Basta¡ ¿Qué hacen? ¡Él es mi amigo!. – se escucho a Shun abriéndose paso entre la multitud.

Siegfried al ver a Andrómeda al fin bajó la guardia y a manera de reclamo refunfuñó.

– ¡Deberías enseñarle a tener las manos en su lugar!.

Shun no tomó importancia al comentario de Siegfried y procedió a ayudarr a Seiya luego volteó y sus ojos se posaron en mi.

– ¿Te encuentras bien? – escuché, levanté la cara y lo mire con ojos de asombro al saber que se preocupaba por mí, casi una total desconocida. Respondí con la mirada, para hacerle saber que todo estaba bien.

– ¿Estas bien Seiya? – Continuo e incorporo a Seiya que encontró el objeto perdido por el suelo, observando si su calculadora tenia algún daño.

– Gracias June… – me pareció escuchar nuevamente la voz de Shun ¿Pueden creerlo? Sabia mi nombre ¿Cómo es posible? Si muchos de mis amigos lo olvidaban, después de todo yo no era una amazona muy popular.

Ese día, ya en la salida, Shun se ofreció a acompañarme a mi casa junto con Seiya, su amigo inseparable. Ellos habían vivido muchísimas aventuras especialmente en Hades y compartían la casa con su hermano Ikki y su novia Esmeralda, Shun me contó que Seiya era una persona peculiar, siempre tenía en sus manos un Mith Cloth que fue el primero que salió al mercado, siendo Pegaso el Santo que dio nombre a la serie que terminábamos de realizar.

Seiya amaba a su Cloth como algo sagrado al punto de llamarlo “Chibi Seiya” … yo los escuchaba y los veía reír de sus hazañas mientras ellos compartían amablemente conmigo sus aventuras y pasatiempos favoritos, podría haberme quedado escuchándolos por toda la eternidad con toda la atención del mundo. Shun se divertía al ver a Seiya realizando volteretas por la calle. Los tres éramos almas libres. La magia término al llegar a mi destino, entonces Shun se despidió y yo me disponía a ingresar a mi casa cuando….

– June ¿con quien iras al baile? – Una vez más tenía frente a mi al caballero de Andromeda. Me pareció que no debía darle lástima después de todo el tenía a su novia Saky, así que…

– Los bailes no me agradan mucho, creo que no… – Shun que traía la cabeza baja, alzo los ojos para interrumpir con la pregunta que quedaría grabada por el resto de mi vida.

– ¿Quisieras ir conmigo? – Todo esto era demasiado bueno para ser verdad así que yo busque el lado positivo de las cosas.

– ¿Te refieres a ti con tu grupo de amigos? claro… – A fin de cuentas era mejor tenerlo de compañía, así sea formando un grupo, pero, Shun me sorprendió aún más.

– No. Hablo de nosotros dos…. ¿Qué dices? ¿aceptas? – Quedé completamente paralizada y opte por cerciorarme lo que escuche. Ya que de un momento a otro, no solo Shun me hablaba, sino que también quería ser mi pareja de promoción. No había hablado con Shun desde… aquella vez cuando se me cayo la máscara, muchos años atras, antes de Asgard, Poseidon, Hades, La Saga del Cielo y películas incluidas.

– ¿te refieres a tí y a mí? – Esto causo una gran sonrisa en Shun y yo reaccione de la misma forma.

– Sí. ¿Te gusta la idea? – Gustarme… él había pensado en llevarme al baile y yo había perdido las esperanzas de asistir. Solo atine a responder con la cabeza, moviéndola con aceptación y entusiasmo, no me di cuenta si tenia o no la boca abierta, pero el sonrió y me dijo susurrándome al oído.

– Entonces te recojo el sábado antes del baile.

¡Sí! No podía creer lo que estaba viviendo, tal vez era un sueño, pero si era real todo lo ocurrido, seria este el día perfecto en toda mi vida y en el baile la envidia de todas mis amigas.

ESCUELA:

– ¡Qué iras al baile con alguien! – replicaba Pandora sin medir su tono de voz, pero yo estaba muy feliz por la idea, así que simplemente repetí lo antes dicho.

– Asistiré con Shun de Andrómeda, ya te lo dije; ¿Qué de especial tiene eso? – ¿Qué de especial? ¡Ja! Todas habíamos soñado con Shun y el baile antes. Eri se mofó de mi comentario

– Sí, claro, y yo iré con Justin Timberlake.

– Espera y veras cuando ingrese con Shun al baile.- Luego Mino me hizo pensar en algo que hasta el momento no había terminado de comprender.

– ¿Y que paso con Saky? – Cierto, Saky existía, pero por lo poco que sabia…

– No irá con ella. Shun dijo que se estaba portando rara últimamente y decidió terminarla.

DIA DEL BAILE:

El gran día llego. Shun no llegaba y yo andaba lista ya hace mas de media hora, cuando el teléfono sonó, corrí desesperadamente a contestar, el mayor de mis temores se hizo presente era Shun y se disculpaba porque tuvo un trabajo que hacer…

– No necesitas disculparte, entiendo. Igual sabes que no quería asistir al baile.

– June, llegare un poco tarde es todo. Tengo un problema de último minuto, alguien por aquí necesita de mi ayuda.

– Esta bien puedes cancelar si así lo deseas. Yo no…

– Por favor June, asiste al baile conmigo. – Esas palabras fueron el arma que destruyo la barrera de la negación. Lo convencí de que no era necesario pasar por mi, a fin de cuentas el vivía a 4 cuadras de mi casa. Así que yo iría por él, de esa forma recuperábamos tiempo para el baile. Además podría darle una sorpresa a Seiya, “actitud positiva” me dije,este inconveniente resultó perfecto.

Al llegar a casa de Shun dí unos pequeños golpes a la puerta y esperé impaciente, mientras me preguntaba ¿como será su familia?, fue grande la sorpresa que me dí al escuchar unos gritos que se acercaban a la puerta.

– ¡Y si no le gusta lo que hago puede besarme el trasero! – era un hombre moreno alto y bien parecido con una cara de pocos amigos, este me observo por un instante y haciendo una mueca me hablo con fastidio

– ¡Que quieres! – Mire los números de domicilio, tal vez, solo tal vez, me había confundido de casa, pero no fue así. Tomé valor y le dije

– Soy June de Camaleón ¿Se encuentra Shun de Andrómeda?

– ¿Shun?… se fue hace rato con su novia Saky.

– ¿Con Saky?

– “Saky” – dijo el moreno firmemente dibujando un par de comillas con los dedos.

Debí imaginarlo era demasiado bueno para ser verdad. Decidí volver, a fin de cuentas ya tenía planeado que no asistiría al baile. Cerré los ojos y me disponía a retirarme cuando…

– Jajajajajajajajaaaaaaaaaaaa – se escuchaba una sonora carcajada burlona de parte de Ikki y a continuación escuche una voz femenina.

– Ya. Pobrecita ¡Basta Ikki! – Voltee instantáneamente sorprendida.

– Hola soy Esmeralda la cuñada de Shun y él es Ikki su hermano. – Esmeralda era la replica exacta de Shun, sólo que ¡rubia y con pechos! y el hermano era completamente distinto a Andromeda, ¿serían hermanos de verdad?

A esto Ikki responde cambiando completamente la mirada a una de chispas y alegría.

– Solo quería divertirme un rato con la chica.- Esmeralda desaprobó con la mirada las palabras de Ikki y el continúo – Saky tenia sentido del humor.– Abrió entonces la puerta de par en par y con un ademán me señaló el ingreso.

La casa era muy linda, conservadora para el gusto de su hermano, Seiya se encontraba sentado mirando la TV y con una mano me señalo saludando. Una risa se escapo de mis labios al ver que Seiya había sentado a su Chiby Seiya al lado suyo a observar la TV, ambos con un tazón de palomitas en mano. Eso hizo que recordara ¿con quien asistiría Seiya al baile?, como el protagonista de la Serie… Es cierto yo “tenía un regalo para él” así que me acerque discretamente, justo cuando me disponía a sentarme junto a Seiya, Shun bajó las escaleras con ese rostro angelical que lo caracteriza. Nunca me lo había imaginado en traje, se veía estupendo ¡Que postura! ¿Era yo la única que podía ver rayos de luz sobre él?, creo que no, pues su hermano Ikki también tenia la mirada perdida sobre Shun .

– Se ve maravilloso- Argumento ikki

– Es cierto cariño, te vez bellísimo, el traje te queda perfecto. – Comentó Esmeralda

Ikki estaba impresionado y soltando un suspiro me miro de reojo para decirme

– Será mejor, que lo trates muy bien ¿entendido?

Acomode mi postura al oír el comentario del Fénix. Shun bajaba lentamente sin dejar de observarme, mientras yo tenía la mirada perdida entre tanta belleza junta. De pronto sentí una tibieza en el revés de mi mano. Era un beso de Shun con esos tibios labios y esa sonrisa que ya describí como mil veces y no me cansare de recalcar.

– Hola June

– Hola Shun- Y con el saludo salió también parte de mi alma, quede abatida, debería ser ilegal deslumbrar como lo hace Andromeda.

– En realidad te vez hermosa June – Esas palabras hicieron que me sonrojara.

– Gracias

– Gracias a ti June, este será un baile especial. – De inmediato sacó una pequeña caja de sus bolsillos y tomando mi mano encajo entre mi muñeca el adorno para el baile – espero que Ikki no te haya jugado una de sus bromas. – Dijo esto mirando de reojo a su hermano.

– Hey. Solo intentaba romper el hielo con June. – sonreía Ikki maliciosamente.

– Ya sabes como es tú hermano Shun – respondió Esmeralda.

– No te preocupes Esmeralda, yo debí advertir a June que Ikki le jugaría una de sus bromas. – Dijo aún sosteniendo mi mano.

– No fue nada, Shun. Solo una inocente broma. Ahora recuerdo, traje un presente para Seiya, sé que le va a encantar.

– June, me pondré celoso, tu pareja de baile soy yo. – Agregó Andromeda sonriendo con falso enojo.

Ya en confianza me acerque a Seiya y sin que él lo notara tome su Chibi Seiya, me pareció que mi idea de comprarle un parante a su Cloth sería estupenda. Así, acomode al Chiby Seiya con mis manos en el parante y se lo mostre a Seiya.

– Seiya tengo un regalo para ti – Pegasus inmediatamente volteó a mirarme, al observar, se dio cuenta de que tenia un muñeco igual al suyo; luego vio que en el sillón no estaba su Chibi Seiya y… ¡Gritó! sin que pudiera hacer nada para detenerlo- ¡Golpe de Pegaso! – Y toda la sala se torno en un completo caos, del susto que me dio solté el Chiby Seiya y corrí a esconderme. Ikki intentaba calmar a Seiya mientras que Shun corrió por unas pastillas, mientras un par de cadenas sostenían a Pegasus y Esmeralda cogió una dosis de valeriana; Seiya no sería el mismo después de la serie.

– ¡Mi chibi Seiya! – Ikki encontró el Cloth y se lo entrego a Seiya, el cual abrazo y beso al muñequito, luego con una cara de enfado Ikki me miro exclamando:

– ¡Qué tratabas de hacer! – Ante semejante pregunta me desesperé, mirando a todos lados, buscando el parante.

– Yo solo , yo… quería darle un parante. Iba a darle un parante.

– ¿Parante? ¡cual parante! – Me decía mientras miraba a todos lados

– yo traía un parante – pero me di cuenta de que nada iba a solucionar lo ocurrido, arruine la velada – ¡quería darle un obsequio es todo!.

Debí contener mi voz puesto que Ikki no reacciono muy bien

– ¿Me estas gritando? ¡Me estas gritando en mi propia casa!

Gracias al cielo en ese instante ingreso Shun con un vaso repleto de Agua de Azar combinado con la dosis de valeriana de Esmeralda.

Lo siento June, debí advertirte, Seiya no acepta que lo separen de su Cloth… debes entender, no se encuentra bien por el final de la serie. – Su expresión era de pena y completa entrega a su amigo.

Esmeralda que llegaba de la cocina con un brebaje en las manos para mi, preocupada exclamo

– ¡Shun, cariño te ensuciaste la camisa!

Shun miro una mancha muy notoria con mucha tristeza.

– Mira June, tendré que subir a cambiarme, pero espérame solo un segundo ¿si?, es solo un segundo. – Yo agache la cabeza terriblemente apenada – claro Shun, yo debo retocar mi peinado.- Entonces Shun subió corriendo las escaleras al punto de casi tropezarse.

Ikki y Esmeralda atendían a Seiya tratando de calmarlo y hacerle entender, a lo que Seiya fuera de ser el Santo en la serie, se encogía en posición fetal y respondía.

– Esa chica toco mi “Chibi Seiya”

Ikki no perdió la oportunidad de mirarme y hacerme sentir mal – Miserable- se escuchaba entre dientes.

Esmeralda por su parte dio una mirada de recriminación a Ikki y le dijo:

– Ikki, por favor, ayuda con su traje a Shun. – a esta petición Ikki obedeció sin si quiera decir “miau” – Esta bien, ya voy con él.

Necesitaba salir del lugar, esto era increíblemente incomodo así que opte por tomar el brebaje de Esmeralda de un trago para luego…

– Por favor ¿en donde esta el baño? – No era necesario explicar mi pena a Esmeralda la que con sutileza respondió :

– Al fondo preciosa – yo me apresure a ingresar al baño y cerrar la puerta.

Ya a solas. Contenía toda la rabia, mi mala suerte, en los puños. Me miré al espejo y tenía todo el cabello revuelto, procedí a arreglarlo, pensando que las cosas no podían ponerse peor. Aún así Shun había sido muy tierno todo el tiempo, con Andrómeda todo era distinto. Tomé fuerzas y me dije ” ¿qué será cometer uno que otro error en la vida?, todos pasan por eso”

– ¡Mi corsé¡ ¡No es posible, se aflojó casi por completo! el vestido se verá como una “campana desalineada”.

Procedí a desatar los lazos del corsé y alinear el traje del baile, luego de a pocos fui tratando de ajustar los pequeños enlaces. Cuando por la ventana vi, un par de ardillas, las cuales compartían una nuez “que hermoso y relajante” me dije, era la primera buena acción que veía en esa tarde. Eché a volar mis ilusiones, en verdad Shun se veía hermoso con ese traje, todo en él le quedaba bien, que suerte tenia, pronto ingresaría al baile con Shun de Andromeda y sería esta una velada inolvidable .

Perdida en mis pensamientos anduve un buen rato; cuando escuche un ruido, eran las pequeñas ardillas, cada una corría por un lado distinto. Una imagen borrosa detrás del lugar vacío llamo mi atención, froté mis ojos para enfocar bien la mirada, recordé que debo apresurarme y terminar de atar este corsé. ” Pero ¡que vieron mis ojos!” ¡Era Shun¡ la sombra que veía y estaba con el dorso completamente desnudo, era Shun. Ikki a su lado ayudándole con la camisa. Nuestras miradas coincidieron y Shun abrió los ojos sin disimulo e instintivamente pregunto a su hermano:

– ¿Qué esta haciendo?- En ese momento me di cuenta de que mi pecho estaba medio desnudo y yo sostenía mis bubbies y las levantaba ¡Ay no Por Athena!; Ikki asombrado de verme en la ventana del baño cubre los ojos de su hermano y lo voltea inmediatamente, exclamando hacia mi

– ¡depravada! – Luego azotó la ventana, mientras yo solo podía responder a esto con la voz entrecortada.

– ¡no…¡no..¡no! es lo que ustedes piensan ¡Yo! …¡rayos! –ya no estaban ahí, nadie me creería sería mejor que me apresure para remediar esto, Tomé mi Corsé y sin pensarlo mucho solo tire de los cordones lo mas fuerte que pude, un dolor inexplicable se apodero de mi ser

– ¡Auchhhhhhhhhhh! , ¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!, ¡!

Al cabo de un instante todos los miembros de la casa estaban en la puerta preguntando “qué sucedió” y “cómo me encontraba”, ellos no tenían idea de lo que pasaba, malentendían todo. Ikki en especial.

Esmeralda tocó la puerta muy preocupara y preguntó

– June ¿te encuentras bien?

– Si, no es nada –

– pero ¿por qué gritaste? – pregunto Shun, no estaba convencido. Ikki insinuó de qué se trataba de una vanidad mía o un berrinche de chiquilla quejosa.

Debía buscar una solución rápida a todo. Explique con dolor no muy bien disfrazado – ¡Es solo mi cabello!

– Es solo su cabello – Repetía Ikki, pero Esmeralda tenía otros planes para él

– Ikki. Creo que debes ingresar y hacerla sentir bien. Además te portaste muy mal con ella y ahora es momento de enmendar tu falta “Toda mujer se siente feliz de escuchar un halago” – dijo esto con retintín.

Seiya que sabía que a Ikki no le gustaba la idea de que Shun saliera con alguien, agregó – Sí Ikki, un halago, eso quisiera verlo – esa sonrisa sarcástica de Seiya inquietaba a Ikki. Quien encendía su cosmo en actitud amenazante.

Pero Shun, con gran pesar y avergonzado del barullo que se formaba detrás de la puerta, intento calmar todo

– ya, déjenla en paz. Ikki por favor no ingreses, vas a apenarla. – Ikki seria incapaz de desobedecer a Esmeralda, así que ignoro a su hermano e ingreso al baño.

– June, preciosa, dime… ¿Qué estabas haciendo?- Asombrósamente quien me hablaba parecia otra persona , ¿Qué le paso a Ikki? El asombro de su cambio de actitud me dio confianza, mas la vergüenza que tenía era aún más grande; así que aún de espaldas a Ikki respondí:

– no es nada, ya salgo. – Ikki con toda cortesía trataba de animarme.

– Vamos June, no puede ser tan malo, yo te ayudo ¿Quién crees que peinaba a Shun cuando era pequeño?

Eso no me lo esperaba. El Fénix era bueno después de todo, y ya era lo suficientemente grande para que se escandalizara de lo sucedido, así que:

– Ikki es que….- trague grueso – se me atoró

– ¿Qué se te atoro?… – En verdad el Fénix no tenía idea de lo que me sucedía, debía explicarme mejor

– Pues…. el corsé

Ikki tocándose la cabeza, intentaba descifrar esto ¿como puede atorarse un corse?, yo también me preguntaba lo mismo, pero era cierto. Esas cosas suceden.

– ¿Cómo? ¿Como puede ser eso posible? .. Vamos, déjame ver – Y con una mano me dio la vuelta; para saltar de un brinco hacia alguna esquina, y con un gran grito de dolor se toco los pechos – ¡OHHH por Dios! ¡como puede ser esto posible!

Todos lo escucharon, pero como él hombre no tenía idea de que hacer, abrió un poco la puerta y sacando la cabeza llamo a Esmeralda.

– Esmeralda debes ver esto – Esmeralda extrañada por aquella actitud pensó que la urgencia era más seria de lo que todos creían. Ingreso al baño casi de puntillas y sutilmente pregunto:

– Hola June ¿estas bien? – Ikki esta vez sin ninguna consideración nuevamente me dio vuelta y Esmeralda reacciono como pudo – Ohhhh ¡MierӟӨ£σϛ!

– No se preocupen, ya lo arreglaré- fue lo que pude decir.

Esmeralda movía la cabeza aún incrédula de lo que veía

– June dime ¿como es posible que eso sucediera?

Hasta el momento no me había detenido a ver que tan serio era el asunto, así que baje la mirada para quedar peor que antes – ¡Por dios¡ ¡Si están en fila India!

Shun escuchó todo y alarmado pregunto si todo estaba bien ¿como decirle?

– No se preocupen, ya no me duele- en mi ingenuidad tome un abrigo del lado – miren me pondré este abrigo encima y no se notará –

Esmeralda tenía los ojos muy abiertos llenos de dolor de sólo verme.

– June estas poniéndote toda morada, sino le damos solución, puedes perder la conciencia – No hubo terminado la frase cuando un policía ingresaba medio cuerpo por la ventana. Al estudiar la situación y ver a los tres en el baño dijo :

– reportaron unos gritos de mujer por aquí

Ikki sarcástico dijo :

– pues, ahí la tiene en frente

El policía exclamó :

– ¡¿En que estabas pensando cuando hiciste eso?- no terminó de hablar cuando por la puerta ingreso un bombero…

– Reportaron gritos en el domicilio, ¿en que podemos ayudar? –

Ya eran 4 las personas que me miraban con asombro y burla ¿que podía hacer? si me desmayaba Shun me vería en esta situación embarazosa.. Debía ser fuerte y solucionar todo antes de …

– ¿Cual es su nombre señorita?- Pregunto alguno llamando a sus amigos y enfocándome con su celular.

– ¡Pero que cree que hace!, – grite al ver que intentaba tomar una foto, ni siquiera me presto atención, tomo su comunicador y llamo a sus amigos – Mike, Nick, deben ver eso y llamen a los chicos.

El policía, quien parecía comprensivo, dijo:

– mira niña, debes ser fuerte yo te ayudare –Sí ayuda, eso era lo que necesitaba. Me ayudaría al fin

– ¿Qué hará señor? – pregunte buscando saber cual seria la milagrosa solución. El policía sonrió de manera amable y saco una navaja

– tu tranquila que yo sé como hacer esto.

– ¡No por favor! Puede que lo haga mal y me llegue a cortar, ¡mancharía mi vestido!

– Oh no, no dejaría que eso pase.- fue su absoluta respuesta – Ya tranquilízate. Se fuerte y cierra los ojos, debes saber que fui leñador y nunca falle a pegarle al árbol, solo tienes que ser valiente….. A la cuenta de uno, dos y…..

– ¡Se nos desangra! – llamaron a la ambulancia, me llevaron de emergencia en una camilla, Shun estaba a mi lado y sostenía con una toalla en mis pechos para controlar la hemorragia…

Todos gritaban asustados, los bomberos, los policías, los camarógrafos, todos los vecinos, Ikki y Seiya, en fin todos, absolutamente todos; mientras yo moría más de vergüenza que de dolor.

– ¡Vas a estar Bien June! – Escuchaba de Shun. Esperanzas para mí, pero justo en ese momento la camilla cayó al piso, y me fracturé un brazo;

– ¡June! ¿Estas bien? – Como no podía estarlo si a pesar de todo Andromeda aún estaba a mi lado, preocupándose. Traté de darle valor, respondiendo con una sonrisa, después de todo él no tuvo la culpa de mi torpeza.

– ¡Estarás bien! – escuche nuevamente- ¡Estarás bien!- y sonó como si Shun quisiera creerse así mismo – ¡estarás bien June!- fue lo último que escuche de él, pues se cerraron las puertas de la ambulancia y con ellas las posibilidades de volver a ver a Shun.

Ya estando sola al fin, deje salir las lágrimas que mantenía hace horas atrás. El destino me dijo ese día que, era cierto, Shun no era para mí.

Continuará…..

3 comentarios to “There´s Something About Shun”

  1. dayana febrero 12, 2012 a 3:46 am #

    no es posible porq cortaron alli noooooooooooooooooooooooooooooo……………..

    • Janniceg febrero 12, 2012 a 8:34 pm #

      Este fanfiction esta completo… no entiendo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. There’s Something About Shun – Capitulo II « Janniceg Frankfurt - enero 21, 2011

    […] 1.- Hay algo acerca de Shun […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: