There’s Something About Shun – Capitulo IV

24 Ene

1.- Hay algo acerca de Shun

2.- Loca por Shun

3.- Capítulo III – En Busca de Shun

4.- Capítulo IV – El Reencuentro

CAPÍTULO IV – El Reencuentro

El corazón le latía a mil por hora, tanto que hasta la misma Saori podía escuchar su latir, pero para su desgracia encontró a Shaina usurpando el lugar que ella tanto ansiaba, la vio pegada como una alimaña a las afueras de su consultorio. También se encontraba con ellos Seiya, que parecía aburrido.

– Míralo, esta más guapo de como lo conocí. Es hermoso… – comentaba Juné, escondida con Saori a unos cuantos metros de Shun.

– Malnacida; eres una víbora, no una cobra – agregó Saori mientras observaba como Shaina de pronto robaba un beso muy apasionado a Shun.June de camaleón

– Shaina, la gente nos está mirando – Shun apenas y podía hablar, pues la cobra le estaba quitando el aire, pero felizmente terminó por zafarse de ella.

Seiya que acompañaba a la cobra y al cotizado Shun, sujetaba en la mano su muñequito myth cloth, al cual nunca dejó, por consejo del psiquiatra. Shaina, que nunca vió un myth cloth de cerquita, lo tomó sin el permiso de Seiya, quedando admirada por el maravilloso trabajo.

– ¡Ohhhhhh me habría gustado ver un myth cloth con mi rostro! – decía Shaina, sin embargo Seiya no tardó en reaccionar gritando y desesperándose al ver como la cobra tenía en su poder aquel cloth que era su imagen y semejanza, entonces impulsivamente lanzó a Shaina por los aires, mientras Shun se desesperaba al ver la escena puesto que hacía mucho tiempo que su amigo no tenía esos arranques.

– ¡SEIYA! ¡SEIYAAAA! ¡CÁLMATE! – gritaba Shun, a su vez corría hasta donde estaba Shaina – ¿te encuentras bien?- preguntó el santo de Andrómeda.

– Sí, yo estoy bien…eso creo – decía Shaina con mucho dolor y apenas pudiendo hablar. – Shun nos vemos más tarde. – diciendo esto la cobra optó por retirarse, pensando como fue que alguna vez se fijó en el caballero de Pegaso, debió ser producto de alguna brujería muy potente sin duda.

– Seiya, ¿estás bien?, ¿chibi seiya no se rompió? – preguntaba Shun muy preocupado al ver a su amigo.

Al ver que finalmente Shaina se había ido, Saori azuzó a June para que pudiera hablar con Shun, pero Juné no reaccionaba, entonces…

– ¡HEY! ¡SHUN! SHUUUUUUN! – gritaba Saori muy escondida lanzando el cuerpo de la pobre Juné hasta donde estaba Shun.

– ¿Juné? – preguntó Seiya, a lo que Shun rápidamente volteó la mirada y muy sonriente preguntó también…

– ¿eres tú June?

– Hola Seiya – respondió la amazona – ¿Shun? No puede ser. ¡Eres tú! ¡hace años que no te veo! – respondía Juné notablemente emocionada al borde las lágrimas.

– ¡Que maravilla volver a verte Juné! – Shun no resistió la emoción de volver a verla y con mucha alegría y euforia abrazó a la camaleón dándole vueltas en el aire – no te he visto desde…el baile de graduación ¿recuerdas?

– Ehhhhhh que buena memoria, no había pensado en eso desde hace muchos años – respondió fingiendo no pensar en ello.

– Y…¿como esta todo? – preguntó Shun

– ¿todo? – respondió Juné

– Sí…ya sabes, “todo” – preguntaba Shun mirando directamente a las curvas delanteras de Juné.

– Ahhhhhhh… todo. Bien, estoy más fuerte que antes – respondía apenada recordando las manos de Shun en aquellos dramáticos momentos que la marcaron para siempre.

– Pero ¿que estás haciendo por aquí? pensé que vivías en Grecia.

– Yo… vine con una amiga. Ya sabes es bueno salir de la ciudad. Queríamos cambiar de aires y llegamos …jeje hasta Japón – respondía Juné rezando para que Shun no se dé cuenta de nada.

– ¿que ha sido de ti? ¿estas casada? ¿tienes niños?

– No, aún no he pensado en eso. Es increíble que me encuentre hablando aquí con Shun Andrómeda.

– No, no, ahora soy Shun de Cepheus – hablaba Shun en tono confidencial, mientras que Juné se mostraba claramente afectada sin recordar el vínculo de aquel nombre.

– OHHH escuché que en japón algunos hombres cambian el apellido cuando se casan, eso significa que tú… – hablaba Juné sintiendo mucha tristeza, pero tratando de ocultarlo.

– Noooo que dices, después de la grabación de la serie, las cosas se tornaron un poco peligrosas. Una chica loca…tuve que cambiar el apellido, la dirección entre otras cosas; fue algo realmente horrible, ni las batallas en el Hades me causaban tanto miedo.

– Eso…suena muy mal- responde Juné comenzando a aclarar sus ideas – Cepheus…Cepheus…¡CLARO! ¡ES EL NOMBRE DE NUESTRO MAESTRO ALBIORE!

– Sí y fué como comenzar desde cero… Y hablando de comenzar de cero ¿que harás esta noche? – preguntó Shun coqueteando con los ojos.

– Nada… – dijo sin siquiera pensarlo y antes de que Shun termine la pregunta.

– Que bien, entonces ¿en que hotel te hospedas?.

– En el “Palace Hotel Tokio” .

– ¿Paso por tí a las 8 ?

– Bien, nos vemos a las 8. Adiós Seiya fue un gusto verte y conversar también contigo.

– Sí…claro, conversaste mucho conmigo… Adiós Juné – se despedía Seiya, mientras miraba a Shun que no la perdía de vista observando cada detalle de la chica camaleón – Ustedes dos me dejaron sin palabras – terminó Seiya, comenzando a reír colocando una mano detrás de su cabeza.

El paisaje se aleja mientras vemos a Milo tocando la guitarra, cantando una canción que hablaba sobre estos dos. Camus se acerca y Milo solo atina a decirle…

– Págame. Te dije que algún día volverían a encontrarse.

– Perdí una batalla y no la guerra, aún tenemos mucho que ver, tú solo espera.

Ya caída la noche Shaina como siempre se encontraba estacionada espiando las conversaciones de Shun, mientras el chico Andromeda se arreglaba para lucir mejor que nunca, al ver tanto afán Dohko que le hacía compañía…

– Hijo creo que hoy necesitarás uno de estos… – mostrándole una caja llena de carísimos puros – Cuando tenía tu edad solía fumar uno de ellos cada vez que terminaba de hacer el amor.

– No se adelante maestro, usted fumará uno de ellos antes que yo – le respondía Shun sonriéndole por el espejo.

– Te veo tan alegre…

– Claro que sí, siento que soy capaz de lograr cualquier cosa que me proponga; me siento igual que el día que recibí mi armadura. Siempre soñé con aquel rostro detrás de la máscara, aunque ella nunca lo supo- decía Shun haciendo que Shaina esboce una sonrisa triunfal hasta que…- tantos años de lucha, estudios, trabajo en el consultorio, en fín una vida realmente monótona y nada envidiable; creí que no volvería a ver la luz, de pronto aparece esta chica que no he visto desde… la secundaria.

– mmmmm si la experiencia no me falla; donde hubo fuego, cenizas quedan.

– Claro que sí. Su nombre es Juné, estudiamos juntos en la isla de Andromeda. Es la chica mas tierna y dulce sobre la faz de la tierra y como toda Amazona usaba esas máscaras… usted ya las conoce. Lo mejor de todo es que al fín saldremos.

– ¡MALDICIÓN! – gritó Shaina sacando las garras, lista para un nuevo ataque.

– Lo que me recuerda que tengo que cancelar una cita con … ¿como se llama? – hablaba Shun tratando de recordar a quién tenía que llamar. Juné era la única que ocupaba sus pensamientos.

– ¡¿COMO SE LLAMA? – agregó Shaina desde la intimidad de su auto, sacando su frasco de cápsulas, tomando las que podía en ese instante.

De pronto tocaron a la puerta y el dulce Shun…

– ¿quien es? – preguntaba mientras se apuraba a abrir la puerta.

– Eurídice – se escuchó una voz femenina, que ni bien vio la puerta abierta se aferró como un naufragó a Shun.

euridice saint seiya

– Eurídice ¿como estás? – preguntaba Shun apenado de la escena frente a Dohko.

– Ahora que te veo estoy bien – decía mientras estrujaba más fuerte al pobre de Shun – Esta no es una visita social, solo quería alertarte sobre Shaina.

-No te preocupes Eurídice, Shaina me confesó todo. – Euridice cambio de semblante.

– ¿Entonces te confesó que fue ella la responsable de la muerte de nuestro antiguo patriarca y no Saga?

– Es ridículo. Apenas tendría 4 años, eso es imposible – comentó Dohko muy incrédulo

– Nada de imposibles. A los 3 años se graduó de asesina profesional. Y a los 5 años misteriosamente su maestra desaparece – hablaba Eurídice con mucha seriedad – O alguien aquí me puede decir si conoció a la maestra de Shaina. Y eso no es todo, me tomé la libertad de llamar a Shaka en las Vegas y me informaron que no lo vieron nunca y que ahí no conocen a nadie con ese nombre, probablemente fue otra mentira de Shaina, por lo que llamé e investigué en Grecia e India; le pregunté a Mu que es su amigo del alma y me dijo que la última vez lo vio con Shaina y desde entonces está desaparecido. Todos la llaman “viuda negra”.

-¡SHAKA! ¡¿MI SHAKA DESAPARECIDO? – Se preguntaba Shaina muy preocupada.

– Lo que nadie sabe, es que ella estuvo presa en el Cabo Sunión. La vez pasada me encontré con Kanón y confirmó mis sospechas. Es más, fue su compañera de Celda.

– Eso es… ¡horrible! e increíble! de razón tantas pastillas – se decía Shun, mientras empezaba a abrazar a Eurídice.

– Shun admítelo, eres guapo, dulce y con un sueldo increíble, eres el sueño de toda mujer. Especialmente de esas locas que no saben que hacer para retenerte a su lado. Lo importante es que te alejes de ella sin provocar su ira.

– Si eso haré, gracias Eurídice – decía Shun abrazando a su amiga.

– Ohhh… ustedes dos hacen una bella pareja; nunca entenderé por que los chicos buenos nunca terminan juntos – hablaba Dohko con tono paternal.

– Porque cuando la conocí estaba comprometida con Orfeo y yo salía con aquella persona a la que no quisiera recordar, ¿recuerdas?

Eurídice salió de la casa de Shun sin sospechar que era seguida por una iracunda y vengativa cobra que no descansaría hasta ver su venganza realizada.

Mientras tanto en el Palace Hotel Tokio… June super nerviosa se probaba su cuarentavo vestido comprado en la noche, sin obtener una afirmación personal.

– Vamos Juné relájate, veamos lo que falta… – se divertía Saorí alcanzándole otro vestido – ¿Lencería lista?

– ¡SÍ! – respondía Juné muy estresada.

– Ajusta la liga de las medias.

– ¡A LA ORDEN!

– ¿Aliento fresco?

– ¡SÍ SEÑORA!

– ¿Perfume ?

– Angel Versace, Dolce Gabbana,Chanel, Burberry,…¡TODOS LISTOS!.

– ¿labial intenso y dinero en la cartera?

– ¡AFIRMATIVO!

– ¿Quieres dejar de responderme como militar?

– ¡SÍ SEÑORA, SEÑORA!

– ¡Es una cita, Por Zeus! no un examen militar.

– ¡COMO USTED DIGA SEÑORA!

– Pero sobre todo, no debes olvidar llevar… “protección”,

– ¿Seguro de vida?, listo señora.

– No me refiero a eso, si no a…

– ¿Licencia para conducir? ¡lista!

– No, no. Me refiero a protección contra bebés, ya sabes.

– No sabía que existiera ese seguro.

-ARGGG… pastillas, óvulos, parches, diafragma, arggggggg ¡LO QUE USES!

– Yo, es que , no creo que… esta noche ya sabes… ¡no claro que no!

– Vamos Juné no me defraudes, no te portes así, eres suficientemente madura para poder llevar esta situación. Mira yo llevo esto por si acaso. Y…¿acaso crees que yo no planifico? Tuve los míos en oferta, 2 por el precio de uno. De todas maneras lo pondré en tu bolso, si cambias de parecer – decía Saori mientras sostenía entre sus manos un frasco de dudosa procedencia- No olvides sonreír y saludar jajaja – soltó una risita nerviosa al ver el rostro estupefacto de la camaleón

– No, no te preocupes, yo lo guardaré- apenas tomó el frasco escuchó el timbre y salió corriendo para abrir la puerta, mientras Saori volaba por los aires al puro estilo matrix, para ocultarse tras el sofá.

– Buenas noches Juné, te ves mejor que nunca – saludó Shun.

– Tu también te ves lindo – Juné pensaba que tendría al fin una cita perfecta con Shun.

– Lamentablemente al venir el viento me dejó el cabello horroroso, ahora parezco un erizo.

– A mi me pareces lindo… – decía Juné con la típica carita de enamorada hasta el tuétano- tu cabello perfecto- “todo perfecto” se decía a si misma.

– ¿que llevas en la mano?-preguntaba Shun al ver el frasquito que ella sostenía, – Es… ¿fijador para cabello?- June se tiño de rojo intenso y las palabras apenas y salían de su boca

– No, no, – ¡auxilió! pensó Juné ruborizándose aún más… – diré… sí, sí lo es- afirmó luego intentando pasar todo por alto, pero…

– Perfecto, préstame un poco. – consecuencias de salir con un chico metrosexual.

– No, no, es que yo…- no otra vez, ¡que pensaría de ella al descubrir lo que contenía el frasquito!, temblaba la Camaleòn y no pudo impedir ver como Shun se untaba en los cabellos el contenido aquel.

– ¿Ahora si nos vamos? – decía un Shun bastante alegre.

Juné sonrió asintiendo y tranquilizándose al ver que todo estaba en calma, ahora ella estaba al lado de Shun y nada le impediría realizar sus sueños.

Mientras esto sucedía, Shaina llegó al final de la ruta, distanciándose por pocos metros estacionó su vehículo y esperó con la calma que caracteriza a una cobra, la presencia de Eurídice. Pero ¡ohhh sorpresa!, vio que Eurídice no necesitaba sus muletas, es más, podía caminar muy bien, curiosamente la rubia procedió a desvestirse, quitándose el traje de oficina, hasta solo vestir unas diminutas prendas con lentejuelas. Eurídice trabajaba en un centro nocturno como bailarina exótica. Shaina no podía dar crédito de los que sus ojos veían, esa mujer resultó ser más falsa que ella misma; había engañado a su querido Shun y ademas había osado secuestrar a Shaka, tan solo pensar las torturas por las que estaría pasando el guapo caballero de virgo, hacía que la sangre le hierva por las venas, completamente enfurecida, con los ojos rojos de la ira salió de su auto a toda prisa tomando a Eurídice de los brazos y encajando sus garras en plena yugular, haciendo peligrar su vida.

-¡COMO SE TE ATREVES A SECUESTRAR A MI SHAKA!

-¡SHAINA!, ¡que alegría volver a verte! – decía la rubia a duras penas, mientras era amenazada por Shaina, quién con una mano tiraba de sus cabellos.

– Más te vale que expliques todo lo que hablaste o pagarás las consecuencias – decía una Shaina furiosa hundiendo cada vez más sus filudas garras.

– Ahhh lo que dije…yo…¿no creerás todo lo que dije, no es así?

– Eres una… – decía Shaina, esta vez haciendo que caiga un pequeño hilo de sangre.

– ¡Esta bien!, ¡esta bien!, lo confieso, Kanon me contó algunas cosas y yo solo exageré un poquito nada más.

– Sí claro, al punto de convertirme en una asesina ¡a los 3 años!

– ¡NO NIEGUES QUE LASTIMASTE AL PATRIARCA! – gritaba Eurídice tomando valor

– ¡Noooooo!, ¡nunca lastimé al patriarca!, solo rasgué el vestido de su maniquí y tampoco tuve una maestra,¡era un maestro! en otras palabras era él, no ella. Y nunca me encerraron en el Cabo Sunion, solo fui a visitar al pequeño demonio de Kanon, y ahora que recuerdo me las va a pagar. Pero lo más importante…¡¿DIME DONDE LO TIENES Y QUE HICISTE CON ÉL?shaka de virgo

– ¿Que hice con él? Solo salí algunas veces, pero como amigos, nada más. ¡ESTOY ENAMORADA DE ÉL PERO NO ME MATES!.

– ESTE ES TU FINAL ¡SHAKA ES SOLO MIO!

– ¿Shaka?, ¿quien es Shaka?, ni siquiera lo conozco; solo lo tomé de alguna de las historias de Dohko.

– ¿Entonces donde esta Shaka?

– Si tu no lo sabes ¿como voy a saberlo yo?.

– Entonces eso quiere decir, que tú…¿tú amas a Shun?

– Sí, ya te dije por un demonio, lo amo, lo amo desde siempre, incluso antes de nacer – hablaba Eurídice con gran demencia.

– Y así dicen que solo yo necesito mis calmantes… – Shaina dice esto sacando 10 pastillas del frasquito- ¿quieres algunas?

– ¡NO!, ¡nooooo! yo soy un fraude.

– No lo creo, es peor dejar a nuestro Shun con esa chica…la camaleón, ¡ella es verdaderamente patética!.

– ¿June de camaleón? ¡Ohhhh no! Shun me ha hablado de ella muchas veces y no con cualquier acento.

– Tenemos que hacer algo para detenerla.

– Sí, ¿entonces una tregua?

– Esta bien, pero no olvides rubiesita que en este juego mandó yo.

Continuará…


3 comentarios to “There’s Something About Shun – Capitulo IV”

  1. almaes enero 25, 2011 a 12:47 am #

    Hola Janniceg, es un placer visitar tu blog y te diré por qué. Sus colores, sus dibujos, el texto y… hacen que mi mente viaje en el tiempo hacia atrás y vuelva a experimentar sensaciones que uno va dejando en el camino pero que, al recuperarlas como ahora, te hace sentir bien. Y eso me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - enero 28, 2011

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Gracias a Saori, Juné pudo encontrar la dirección del consultorio de Shun en Japón; ella estaba tan emocionada, sería la primera vez después de mucho tiempo que volvería a verse reflejada en los puros y preciosos ojos verdes …..

  2. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya - enero 26, 2011

    La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: