Archivo | 8:12 pm

Capítulo III – “La Redención del Dios Guerrero”

1 Dic Valkiria nordico Hilda polaris

Prologo

Capítulo III

“La Redención del Dios Guerrero”

Con prisa cubrió el cuerpo, tratando de transmitirle todo su calor, fijóse bien en los signos vitales de su guerrero amado, sintiendo alivio al escuchar la leve respiración en su pecho. Deslizando sus finos y pálidos dedos notó una cicatriz en el lugar donde se encontraba su único punto débil. El corazón. Sintiendo gran culpa al recordar el origen de la herida y como pese a su errada forma de actuar Siegfried sacrificó su vida solo por convertirla en lo que ella era antes “la noble Hilda, con cálido cosmo”. Abrazó con fuerza el cuerpo que tenía en brazos, cayendo en cuenta que recién aprendía a abrazarlo, solo así podía hacerlo, sin barreras, sin limitaciones.

Lentamente acercaba sus labios a los de él, cuando un pequeño quejido salió del dios guerrero. Acobardando los ánimos de la princesa. Se azotó entonces un viento con furia. El cielo cubrió con nubes la bóveda celeste y la presencia del Heimdal dios guardián del arco iris apareció majestuosamente ante la soberana de Asgard.

– El padre de las batallas esta presente en mis palabras y en lo que ahora os diré- dijo.

Escucharlo era oír a todos los coros de ángeles, arcángeles , querubines y serafines del cristianismo. Fue entonces cuando se llenó del dulce aroma de la gracia divina y supo que estaba en éxtasis.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: